Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

Hacia la mar de mi desesperanza

 

Hacia la mar de mi desesperanza

los ríos de tus dedos corren, fluyen;

llantos se abaten, torres se construyen

a cierto amar por golpe que me alcanza.

 

Alto jaguar me crece, se abalanza,

leopardos me ciegan, vientos huyen,

pero con leve roce los destruyen

tus manos en mi mano y mi esperanza.

 

Mi amor y gloria en este mundo caben;

aquí, en este nido, donde sabe

a zumo de marea el beso mío.

 

Sobre tu mapa un navegar se inicia

desde mis labios, rumbo a la caricia,

por la armonía ingrave de tu río.

 

 

(Publicado en Pandero nº 8, Diciembre)