Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

Virgen del Mayor Dolor

 

Virgen de la madrugada,
esposa de tanto llanto
con la cruz de tu quebranto
sobre tu frente dejada;
en tu pecho derramada
la lágrima del perdón
y la dulce abnegación
de sostener tanta muerte
para clavarte, más fuerte,
clavos en tu corazón.
Virgen del Mayor Dolor,
para tu gran desconsuelo
no hay en el cielo pañuelo
ni hay en la tierra fervor.
¿Adónde quedó el primor
de aquel Belén de dulzura?
El alba ya se inaugura
como sangrante clavel
mientras tú bebes la hiel
en la cruz de tu amargura.

 

 

(Publicado en Semana Santa de Arcos de la Frontera, 1957)