Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena


Soñar, Señor…

 

(A Lucrecia Gallé)

 

Soñar, Señor, soñar mientras vivimos,
mientras nos puede y nos consume el día,
no importa que en tu huerta y en la mía
se nos sequen espigas y racimos.

Soñar, Señor, soñar mientras sentimos
amordazarnos la monotonía;
que se nos venza la melancolía.
Soñemos, hombres, mientras nos morimos.

Yo entre mis sueños siempre, Tú en tu arcada;
cada hombre luchando con su suerte.
¿Quién vence a quién aquí y quién espera?

Soñar y nada más; no importa nada.
…Que si la vida es dura… si la muerte…
¡Alzad y habladme de la primavera!

 

 

(Publicado en Alor, 1954, Badajoz

y en Caracola nº 214, Agosto de 1970, Málaga)