Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

La muerte en los pinceles

 

II

(Valdés Leal)

 

Aquí se pudre el hombre. Casi nada

le queda. Sólo huesos, miedo largo;

y entrujamos la vida sin embargo

para sorber su pulpa y su carnada.

 

Y cada vez que oímos la llamada

de la muerte en los otros, nada amargo

nos dice, nada anota en nuestro cargo,

nada nos duele en cada voz velada.

 

Y sin embargo apunta y cobra muerto,

y va llevando su trofeo cierto

por entre huesos rotos y gusanos.

 

Y aunque el lienzo devore mi corona

le seguirá negando su persona

a ese muerto que alienta entre mis manos.

 

 

(Publicado en Azupirán, Julio de 1987, Arcos de la Frontera)