Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

La muerte en los pinceles

 

I

(El Bosco)

 

Jardín de las delicias de la muerte

para inundar mis poros de tristeza;

una flor que me nace en la cabeza

huele a una dura, a una mala suerte.

 

Cantan los huesos de la vida fuerte

pero desmadejada pieza a pieza.

¿Se sabe dónde mi derrumbe empieza?;

¿Dónde empieza la muerte a someterte?

 

Mis ojos acarician los gusanos

a través de la urdimbre de la tela

haciendo al mundo más temible y hosco.

 

Se me agosta la flor de mis veranos

frente a su mundo, su podrida estela,

muriendo en vida y admirando a El Bosco.

 

 

(Publicado en Azupirán, Julio de 1987, Arcos de la Frontera)