Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

Sexto poema de olvido

 

Quince pedazos, corazón partido,

que yo quisiera recoger en uno;

aire después de amor, que no desuno

por no echar tierra sobre mi descuido.

 

Negror al aire de tu amor perdido

-que no hay negror como negror ninguno-

porque no puedo, amor, que no reúno

el aire de tu ausencia, de tu olvido.

 

Quince pedazos, corazón dejado

sobre la misma mesa de tu frente

-aire, amor, corazón, frente, negruras-.

 

Ya tengo al corazón desmenuzado

y te lo traigo a ti, tímidamente,

para fundirlo entre tus manos puras.

 

 

(Publicado en Platero nº 7, 30 de Junio de 1951)