Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

     A una guitarra que no oí

 

 

Me dicen

que tocas la guitarra

con sonidos profundos

que enredan en su magia al corazón.

 

Y yo no puedo oírla.

 

Levantas con tus manos

columnas en el aire, fuegos ciegos

y puentes levadizos

que arrastran al recuerdo y la nostalgia.

 

Y yo no puedo verlos.

 

Una noche sin sueño,

un café y un milagro.

Y un olvido que crece

desde su nacimiento a contra siglos.

Una guitarra silenciosa y muda

tan sólo para mí.

 

Y sin embargo,

puedo oirte tocar en lo imposible,

y sé que sus lamentos

son como una rama

de pino entre las páginas de un libro,

como una irrepetible noche

gastada hasta el amanecer,

como los ecos

que deja un llanto cuando pasa,

y se queda clavado,

y te conmueve.

 

 

(Publicado en Antología iberoamericana de la guitarra.

ISBN 84-381-0119-4)