Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

VILLANCICO DE LA VIRGEN MARÍA EN LA

NOCHE DEL NACIMIENTO

 

Nana, mi Niño, nana;

el cuenco de mis manos

para almohada.

Ea, mi Cielo, ea;

la flor de tus pestañas

ya se te cierran.

Nana, mi Niño, nana,

que el primer sueño tuyo

tu madre guarda.

Ea, mi Cielo, ea,

que mi voz y mis brazos

te balancean.

La fruta de mis labios

besos te dejan,

y el corazón del frío

dardos te hielan.

Nana, mi Niño, nana...

Ea, mi Cielo, ea...