Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

MIENTRAS TOCAS EL PIANO

 

"Tristesse", no, que es ya mucha tristeza.

"Nocturnos", no, que el corazón del día

va desbocado en busca de armonía:

clave de fa vertida en tu belleza.

 

Beethoven no asimila tu entereza.

Que si Chopin, si Schumann... ¡Qué porfía!

Al cara o cruz de mi melancolía

tus dedos pulsan la Delicadeza.

 

Tus dedos pulsan, nacen los sonidos,

y por la senda blanca del teclado

cruje la gama en do, tiemblan compases.

 

Pero sólo tu música -en latidos,

en besos, risas, glorias- ha creado

concierto en sol -primor- de cuanto haces.