Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

PORQUE ESTOY TRISTE

 

Porque estoy triste

me gusta el claxon de los autos

y el saxofón de las orquestas.

Porque estoy triste los buguis y las sambas

hacen un nudo con las fechas

y ponen en la loma de los meses

la cuesta, más costosa, de mi pena.

Porque estoy triste y no te tengo

me gustan las palabras con X en sus letras,

con cruces en sus llantos,

con garfios para asirse a las tormentas.

Porque estoy triste, sí, porque me quemo

en esta ya desesperante hoguera,

quiero clavar la vida que me vive

sobre la luz de las estrellas.

Clavos me sobran:

las palabras con T, las que ni apenas

nadie hace caso, las que encuentra uno

en sobras del amor por las aceras,

afilarán las puntas de sus lanzas

para abrirse su surco entre mis células.

Y que de marcha fúnebre me pongan

un ritmo de Mahattan, una esfera

de luces fluorescentes, de colores,

y un arco-iris por cadena.

Y luego me tiren por la borda,

que me den sepultura en tierra muerta,

porque estar triste sin remedio

es morirse y que nadie te eche cuenta,

es dejarse los besos disecados

en el álbum de todas las ausencias.