Actualidad

Página Web
En construcción.

Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

La muerte va lamiendo mis cimientos (1985)

Colección Vasija nº 27. Editorial Barro (Sevilla)

 

Para Antonio Luis

 

"Siente el hombre de pronto que una luz se le apaga

y una daga durísima le corta su camino".

A.L.B.

 

 PRÓLOGO

 

Primera Parte

  1. Yo hablaba de mi muerte y no sabía
  2. Estos poemas que te escribo
  3. He estado con tu madre
  4. Nuestra vida será una oscura noche
  5. Nada tan malo como la impotencia
  6. Ninguno de los cuatro, ni los cuatro
  7. Tu palidez será el color para mi vida
  8. Yo tengo dos relojes para marcar mi tiempo
  9. Diera todos mis versos, todos
  10. Cada vez que te pienso vivo, siento
  11. Que larga noche de café y cigarro
  12. La vida sigue, Antonio, ciertamente
  13. Cuando yo muera
  14. La garra del dolor ya no me suelta
  15. Tu cama está vacía
  16. Me repetía en el principio
  17. Desde que tú nos faltas
  18. En las pequeñas cosas
  19. La noche es lo terrible
  20. Tu ausencia está empedrada de recuerdos
  21. Hay días que parece
  22. Revivo cada instante
  23. Dicen, Señor, que Tú lo sabes todo
  24. Yo como y duermo y respiro rabia
  25. Yo no siento tu muerte en mi dolor
  26. La desolación
  27. Qué difícil es siempre

 

Segunda Parte

  1. La muerte me limita con amigos
  2. Sustentan mi fachada y mi esqueleto
  3. ¿Qué quedará de mí cuando  me muera?
  4. Vengo de pasear eternidades
  5. No quedarás. Dirás que no te importa
  6. Construyo mi futuro con moneda
  7. En un verso partido que me entierren
  8. Yo tengo que volver en el futuro
  9. La vida es una corta y triste carta
  10. Mi muerte va conmigo de la mano
  11. Estoy pagando en vida mi tributo
  12. También he renunciado por lentejas
  13. Tras alguna colina habrá un verano
  14. Un suelto en el periódico si acaso
  15. Yo entrego mi tristeza a quien me entienda
  16. ¿Conservaré algún resto de memoria?

 

 

Tercera Parte

  1. Hubo un mundo anterior que tuvo flores
  2. Cambiaba por silencios los ruidos
  3. Tener que seguir vivo es la condena
  4. De mis pupilas cuelga como un mundo
  5. Cantaba las ausencias
  6. Acaban los caminos bruscamente
  7. Las aves del verano tienen lastre
  8. Si yo pudiera
  9. A zarpazos, la vida va tallando
  10. Aún peor que la pena es la desgana

 

EPÍLOGO