Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

25

 

Yo no siento tu muerte en mi dolor

que al fin y al cabo es cosa mía

y lo debo aguantar

mientras que pueda.

 

Sólo siento tu muerte

por ti,

porque no habrás vivido lo bastante

para saberte henchido,

porque ya no tendrás para tu gozo

los años que pudieron ser la vida,

que, miserablemente, te han robado.