Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

5

 

Nada tan malo como la impotencia.

También ese vacío que me crece,

esta amargura con que vivo ahora,

este marchar desarbolado

y este saber que no hay futuro.

Pero nada peor que la impotencia.

Saberme maniatado para todo

intento de traerte.

Si paz, si asesinatos, si oraciones

pudieran regresarte hasta mi abrazo...

 

Pero debo seguir

encadenado siempre

a esta condena de morir mi vida

si que regreses tú.