Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

2

 

Cambiaba por silencios los ruidos.

Poderosas tristezas

le arrinconaron en la nada. Nadie

lo imaginaba, y sin embargo

sólo quedó la cáscara vacía

que lo tuvo aún en pie por mucho tiempo.

 

Desató las amarras,

se sumergió en olvidos

para no recordar otros islotes

que fueron antes

habitaciones y refugios.

 

Se descolgó la vida como un traje

que ya no le sirviera

y el silencio cerró su último gesto.