Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

3

 

Tener que seguir vivo es la condena

de muerte más terrible que nos cargan

los jueces del destino. Poco cabe

de apelación. Y ves como el contorno

de tu celda se estrecha; y todo el campo

y todo el mar y todo el universo

derraman su alegría en los ladrillos

de tus paredes vivas, de tus células,

haciendo de carcoma en los escasos

aguantes que te quedan por si algunas

veces pensabas en parar. Y siguen

gritando tu condena a voz en grito,

negándote la muerte con la vida,

como si ya no fuera suficiente

tener que caminar sin más remedio.