Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

5

 

Cantaban las ausencias

una canción desesperada.

Eran trinos de pájaros perdidos,

campanas ya perdidas para siempre,

risas de niños que se fueron, lentas,

por ese sumidero que es la vida.

 

Alguna vez, no obstante,

creía revivir en los recuerdos;

pero era en vano la ficción.

 

Sucede

que se amontonan los recuerdos como

injusticias del tiempo, como leños

para la hoguera en que tendrás que arder.

Terminan los olvidos por dejarte

una canción desesperada

en la que sólo desafinas tú.