Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

a Rafael Laffón y 

Juan Ruiz Peña. 

  

Nació para ser triste; fue su guerra,
fue su batalla, mas contadas veces
hubo en su miserable jardín peces
brillantes, bellas flores o alta sierra.
 
Su madre se llevó sobre la tierra
incubando tristezas nueve meses
y él ahora bebe, apura hasta las heces
el vaso del morir en que se encierra.
 
Hablo de mí y digo lo que tengo,
y si creen que miento, que me miren
cuando estoy solo y vivo sin compañía.
 
De mi tristeza a mi tristeza vengo
y ya no espero sino que me tiren
y hagan mi nido contra mi guadaña.