Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

a Loli y Antonio Sánchez-Marín Enciso.

 

Yo vivo y soy poeta porque muero

en soledad sintiendo mi agonía,

porque renazco en mi melancolía

y nada ya de casi nadie espero.

 

Si pido auxilio, el corazón de acero,

de máquina, de hielo, negaría

auxilio al vivo muerto que pedía

carne de vecindad, mina de "quiero".

 

Que nada es ya querer, ni esa paloma

que al cielo sube desde mi corteza

en grito y desbandada de mi gozo.

 

Soy poeta y me muero. Ya ni asoma

ese roto muñón de mi tristeza.

¡Dejadme ahogarme en aguas de este pozo!