Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

a Montserrat Vayreda,

José M. García Gómez

y Joaquín Caro Romero.

 

Más solo que una isla y su océano

el hombre va exprimiendo su marea;

no tiene asilo; así se balancea

entre su paralelo y meridiano.

 

A doce grados sur de su secano,

a veintinueve norte, no le ondea

la brisa del amor, no le marea

el clima del besar y su verano.

 

Pero está con su mar, Índico espeso,

en tropical y ardiente singladura

contra los arrecifes detenido.

 

Isla sin vecindad. Sólo por eso,

porque no encuentra un eco a su amargura,

el hombre es sólo soledad y olvido.