Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

a Ángel García López y

Francisco Toledano.

 

Yo cambio soledad por alegría,

doy tristeza y dolor por cualquier cosa.

Pesa mucho la losa en que reposa

la puerta sin cerrar de mi agonía.

 

Hoy, luego, ayer, mañana... y todavía

la luz sobre la sombra de la fosa

y el ruiseñor en la ventana. (Rosa,

la tarde sobre el mundo se cernía.)

 

Pasen, señores, pasen. El muestrario

de mis tristezas pongo en la mañana.

Todo lo cambio, compro, tiro y vendo.

 

Dejadme para mí lo necesario

para vivir aquí: esa desgana, 

ese dolor de estar donde no entiendo.