Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

a Pascual y Conchita.

 

Eso soy yo,

tristeza en carne viva,

árbol sustentador de sueños como pájaros

sin nadie que me diga

dónde encontrar un muñón frágil del tronco

para morir mis sueños bocarriba;

tristeza que me habita y me alimenta

como el sentido pan de cada día,

como el sudado llanto,

como la pena antigua...

 

...Pero dejad que llegue la tristeza

en bandada de hojas ya podridas,

en bandada de gorriones muertos

sobre cualquier cornisa;

pero dejad que llegue como un llanto,

sobre lluvia o ceniza:

en ese musgo crecerá mi verso

y se alzará mi día.