Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

15

 

Has de pagar tu precio siempre. Sabes

que nada te darán. Si acaso alguno

te prestará migajas para luego

cobrar a peso de oro la pobreza

de sus dones, lo huero de sus manos.

Pagarás la sonrisa y el recuerdo,

la nostalgia acendrada, las inútiles,

nefastas esperanzas que has tenido,

los sueños, la tristeza, hasta ese llanto

que te colmaba alguna madrugada.

Ni siquiera el dolor te será dado.

Pagarás con tu carne, con tu tiempo,

con tu renuncia, con tu vida misma,

con traicionarte, con acongojarte;

y tendrás que pagar, te lo aseguro,

lo que nadie te dio ni tú tomaste.