Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

16

 

Cuando se está de cara a la alegría

y hasta la luz es gozo y gozo es todo,

no se puede lograr de ningún modo

hallar apoyo a esta tristeza mía.

 

Llamo a todas las puertas. Melodía

de soledad, eco sin nadie, lodo

asfixiante, tenaz... Ya ni un recodo

donde enterrar a mi melancolía.

 

Diera todas las notas de mi canto,

todo mi ser, mi voz, mi aliento, para

poder siquiera estar conmigo mismo.

 

Mi firmeza es minada por el llanto

y soy tan sólo, si un latir no hallara,

un grito que resbala hacia el abismo.