Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

10

 

Para Rosa Díaz y Juan Ortega

 

Encerrarse entre libros,

entre clasificaciones y entre esquemas,

puede ser la traición, pequeña o grande,

que a la vida le hacemos.

 

A veces cobardía, y otras veces

comodidad, que es otro modo

de hacer oficio de la cobardía.

 

Enarbolamos las banderas

que nunca nos hablaron de sus ímpetus;

nos forramos

-con acero, eso sí-

por mor de los regresos y las renunciaciones,

de unos escudos

que nos protegen -dicen-

que nos salvan de inútiles locuras

para poder gritar que estamos vivos.

 

Cogemos los residuos de la pena

y hacemos un castillo

-eso siguen diciendo-

para que nada nos altere...

si es que puede alterarnos algo ya.

 

Y la verdad se impone

al fin, por muchas fuerzas

que hayas gastado tú en disimularla;

y hundimos los conceptos,

porque al final de todo

no te encuentras contigo, ni siquiera

en ese engaño que has creado.

 

Sólo sabes

que todo pudo ser de otra manera.