Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

24

 

Para Cari y Emilio Durán

 

Van fuegos fatuos pregonando

esos estigmas

de tu condenación.

 

Nadie lo sabe, pero tú respondes

como si todo el mundo conociese

que has quedado aplastado en los recodos

más negros que tenías;

como si nada

pudiese rescatar los viejos sueños

que has ido sumergiendo en la memoria

para que no te molestasen.

 

Treinta

monedas te resuenan luminosas

en los bolsillos de la desesperanza

para comprar los besos que no existen.

 

Y si acaso te piensas

que has sido millonario de ilusiones,

se aplastará contra tu frente

esa pobreza rutinaria y cómica

que naciendo de ti se muere en nada

y que va proclamando esos estigmas

con que hipotecas tu futuro.