Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena
Antonio Luis Baena

 

26

 

Para mis sobrinos Manolo, Ignacio,

Mercedes, Ernesto y Raquel

 

Por cada voz que callas

mil voces van rugiendo tus silencios.

 

Es inútil meterse

de cabeza en latidos

porque habrás de quedarte boqueando

cuando te falta el aire de tu atmósfera...

si es que has respirado alguna vez.

 

Pero procuras

vadear las corrientes

para acrecentar tus importancias,

demoler los conjuros

que acechan en horóscopos,

en cartas de tarot

o en rayas de las manos,

creyendo que te fijas tus destinos

cuando no tienes más que esa hoja seca

que el viento oprime contra las murallas

de tu desolación, contra las cifras

de un número perdido

del que no conocerás nunca

ni su comienzo

ni su final siquiera.